C/ Manuel Fernández Márquez, 50-08918 Badalona
+34 932 252 967

TALL PER AÏGUA: QUÉ ES?

La tecnología de chorro de agua es un sistema de corte en frío que emplea el chorro de agua pura, o bien agua con abrasivo para conseguir mecanizados de imposible realización mediante métodos tradicionales. Si quieres saber más, ¡Sigue leyendo!

¿En qué consiste el corte con agua?

El corte con agua es un procedimiento sorprendente pues realmente es simple, pero dotado de una potencia enorme. Los materiales se cortan por medio de la proyección de un chorro de agua a velocidades que llegan, aproximadamente, a 2,5 veces la velocidad del sonido, a una presión mayor a los 4.100 bares.

¿Por qué es tan eficaz el corte con agua?

Es posible cortar espesores de hasta 200 mm, dependiendo de la dureza del material, sin rebabas ni esquirlas y sin astillar el material.

Este sistema de corte es ideal para todo material que se pueda mojar, como el aluminio, bronce, metacrilato, acero inoxidable, PVC, policarbonato, fibra de vidrio, mármol, granito, cerámica, vidrio, piel, tejidos y madera.

Su capacidad de corte es casi ilimitada y funciona de una manera bastante simple, se trata de generar presión.

¿Cómo funciona el corte con agua?

Para el corte con agua se utiliza una bomba de altísima presión que genera un chorro de agua con presiones nominales de hasta 94.000 psi. Esta presión se transforma en velocidad a través de un orificio trazado en una piedra preciosa. De esta manera el flujo se reduce a un grosor de 1 mm aproximadamente y, por tanto, puede cortar materiales blandos. Para aumentar la potencia de su corte hasta 1.000 veces, el flujo de agua se mezcla con un polvo abrasivo, saliendo del cabezal de corte a casi cuatro veces la velocidad del sonido, siendo capaz de cortar acero de más de 50 mm de espesor, por ejemplo.

El corte con agua se puede realizar con agua pura o mezclada con abrasivo. El chorro de agua pura corta materiales blandos como espumas, plásticos o papel. Sin embargo, el chorro de agua con abrasivo es el más común, y funciona mediante un sistema que permite que, antes de salir el agua pura por la cabeza del corte, entra el abrasivo por un pequeño orificio en una de las partes del cabezal y acaba mezclándose con el agua. El chorro de agua y abrasivo es capaz de cortar materiales duros como metales, piedra, vidrio, cerámica y materiales compuestos.

Las máquinas de corte por agua suelen ser cabezales guiados (2 ejes) o robots (5 ejes) que trabajan sobre la pieza. Antes, mediante un ordenador, se diseñan las piezas o cortes. Posteriormente, con el patrón, se programa la máquina. Si la pieza está bien colocada y fijada, se espera a que realice el corte para retirar las piezas.

Como en el uso de cualquier maquinaría, hay que respetar las normas de seguridad pues ya hemos explicado la potencia a la que actúa y las piezas que puede llegar a cortar. Por eso es tan importante tener en cuenta la protección de las máquinas.

Deixa un comentari

Your email address will not be published.

*

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Lluis CREUS S.L..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Lluis CREUS S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad